news_photo_31568_1354240539
Share

¿CASTRO TRENTI EMBAJADOR?

El pasado 7 de julio se llevaron a cabo en Baja California elecciones para Gobernador. Había mucho en juego para los dos partidos punteros.

El pasado 7 de julio se llevaron a cabo en Baja California elecciones para Gobernador. Había mucho en juego para los dos partidos punteros.

Por un lado, el PRI pretendía recobrar a través de su candidato Fernando Castro Trenti, la gubernatura que perdiera en 1989 frente al PAN cuando Ernesto Ruffo Appel, hoy Senador, se convirtiera en el primer Gobernador de México de un partido distinto al PRI.

Por otro lado, el PAN se hallaba enfrascado en un debate interno sobre el liderazgo y capacidad de Gustavo Madero como Presidente del CEN de dicho partido. La llamada fracción “corderista” encabezada por el Senador Ernesto Cordero, acusaba a Madero de servil y complaciente con el Presidente Peña y lo exhortaba a reflexionar sobre la inconveniencia de mantenerse en el Pacto por México. Por su parte Madero, quien fuera el artífice por parte del PAN junto con Santiago Creel de dicho pacto, defendía el beneficio de mantenerse en la mesa para el impulso de las reformas necesarias para el País. En pocas palabras, la reelección de Madero como Presidente del CEN del PAN y por consecuencia, la subsistencia del Pacto por México, dependían en gran medida del resultado que su candidato, Francisco “Kiko” Vega, obtuviera en Baja California.

La campaña inició con gran fuerza para el PRI gracias al apoyo del Diputado Manlio Fabio Beltrones y a la imagen positiva que generaba el Presidente Peña por las reformas en materia educativa y de telecomunicaciones que había impulsado en el marco del Pacto por México.

El candidato del PRI parecía  que se encaminaba a arrebatarle al PAN por primera vez en 24 años la gubernatura a favor de su partido. Las encuestas locales a pesar de que indicaban un empate técnico, mostraban al candidato del PRI con una ligera ventaja sobre Kiko Vega.

Excelentes noticias para el PRI, devastadoras noticias para el Pacto por México. Si se confirmaban las tendencias, Gustavo Madero no sería reelecto y probablemente se rompería el Pacto si es que algún “corderista” resultaba electo. Los Pinos necesitaban actuar urgentemente para cuidar a su gallina de los huevos de oro.

Varias voces y plumas acusaron por aquellas fechas que el Presidente Peña había decidido abandonar a Castro Trenti en su candidatura y dejarlo a su suerte con la intención de que ganara el candidato panista y subsistiera el Pacto por México, lo cual sucedió y se confirmó en la noche del 7 de julio cuando el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Baja California confirmaba la victoria de Kiko Vega con un 47% de los votos sobre un 44% obtenido por Fernando Catro Trenti.

Todo era alegría en el CEN del PAN, en Los Pinos irónicamente festejaban la derrota del candidato de su partido y el Pacto por México recibía una importante bocanada de aire que extendía su vigencia.

Hoy decidí escribir sobre algo que pasó hace casi dos meses porque me llamó la atención una nota que señalaba que Fernando Castro Trenti había sido nombrado Embajador de México en Buenos Aires.

Llámenme malpensado pero no me cuadra cómo eligen a Fernando Castro Trenti Embajador de México en Buenos Aires por encima de cualquiera de los diplomáticos de carrera que lo merecen más que él y que conocen de primera mano el arte de la diplomacia. Llámenme malpensado pero a mí esta noticia me hizo confirmar los rumores de los acuerdos entre Los Pinos, el PAN y el propio Castro Trenti para dejarse perder en Baja California. Llámenme malpensado pero qué descaro en verle la cara así a los electores bajacalifornianos. Llámenme malpensado.

 

30/01/2014

COMENTARIOS

NO HAY COMENTARIOS

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *